Skip links

¿QUÉ SIGNIFICA?

SOFOM

Sociedades Financieras de Objeto Múltiple

Establecidas en la legislación mexicana en 2006, las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple son entidades reguladas por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros; cuya principal función es el otorgamiento créditos y soluciones de financiamiento a los diferentes sectores productivos de la población.

Entre las principales funciones de una SOFOM se encuentran:

  • Promover la actividad crediticia.
  • Cubrir la necesidad de financiamiento a corto, mediano y largo plazo.
  • Fomentar la competencia.
  • Reducir los costos de transacción y las tasas de interés

La principal ventaja de una SOFOM es ofrecer un amplio portafolio de soluciones de financiamiento facilitando los trámites y procesos para la obtención de un crédito, con mayor flexibilidad y requisitos reducidos comparados con los que solicitan instituciones financieras de mayor tamaño.

¿Es una SOFOM una opción segura?

Tanto la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) son las encargadas de llevar un registro, regular y supervisar a las empresas denominadas como SOFOMES, para asegurar el cumplimiento de la ley evitando que los consumidores que buscan obtener un crédito sean víctimas de algún delito.

Cabe señalar que, independientemente que las SOFOMES no obtienen recursos directamente del público, están sujetas a normas para observar un seguimiento estrecho de las disposiciones que al efecto establece la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Algunas de las obligaciones que debe cumplir una SOFOM, antes de firmar un nuevo contrato son informar el monto de cada pago a realizar, el número de pagos totales, las comisiones, intereses y otros cobros aplicables, así como la periodicidad de cada pago.

No hay duda que este tipo de entidades facilitan sustancialmente la obtención de créditos; sin embargo es importante informarte sobre el registro de las mismas a través de la CNBV, la CONDUSEF y/o el Buró de Entidades Financieras, asegurándote de que la empresa está en operación.